Usos del magnesio | Para qué se puede utilizar el magnesio

La Clínica Mayo recomienda ingerir cloruro de magnesio para bajar de peso por dos meses, descansar por 30 días y volver a comenzar el proceso. Asimismo, este mineral trabaja como complemento alimenticio con el fin de ayudar al sistema inmunitario. Distingue otros usos del magnesio a continuación.

Magnesio para dormir

Magnesio para dormir

Diversos estudios indican que una función del magnesio es facilitar el sueño reparador y contribuir a los descansos profundos. Por lo visto, este mineral participa en el funcionamiento del sistema nervioso, a su vez estimula los mecanismos que relajan y tranquilizan el cuerpo y la mente.

Magnesio para las manos

Si combinas magnesio con colágeno y ácido hialurónico mantienes una saludable barrera cutánea. Además, gracias a este mineral combates la sequedad de la piel. De hecho, muchos deportistas controlan el sudor de las manos, espaldas y cuello con el magnesio en polvo, líquido o de tiza.

Tomar magnesio para los calambres

Uno de los usos del magnesio es prevenir los calambres musculares, ya que ocurren al presentar déficit del mineral. Por eso, si ingieres dosis de suplementos magnésicos evitas y controlas esos dolorosos espasmos antes, durante y después de cualquier actividad física.

Magnesio para deportistas

Es un mineral que participa en el buen funcionamiento de todos los músculos y, por ende, reduce la fatiga. También, contribuye durante la formación de proteínas indispensables que desarrollan y conservan la masa muscular.

Cloruro de magnesio para adelgazar

Es un suplemento que equilibra las neuronas y controla la ansiedad por lo es uno de los usos del magnesio más comunes. De esta manera, evita que la persona coma en exceso mientras pierde peso innecesario. Además, si combinas magnesio con vitamina B6 aumentas la quema de grasa corporal.

Magnesio para el cansancio

Entre los usos del magnesio se encuentra su efectividad para reducir el cansancio, debilidad y fatiga, pues son síntomas presentados a causa de un déficit magnésico. Por lo tanto, si aumentas estos niveles mejoras la falta de energía y fuerzas que el organismo requiere.

Magnesio para los huesos

El calcio y magnesio son nutrientes de vital importancia para las estructuras óseas. De hecho, ambos contribuyen con equilibrio a su mantenimiento, cuidado y conservación en condiciones normales. Por eso, en caso de dolor, desgaste, fracturas e inflamación se emplea como un tratamiento eficaz.

Magnesio para el estrés

La persona puede presentar episodios de estrés e hipersensibilidad si disminuyen sus niveles magnésicos. Esto ocurre debido a los mecanismos neurohormonales del organismo. Por eso, este mineral es imprescindible para el desarrollo de serotonina, un aminoácido actúa en el estado de ánimo.

Magnesio para los dientes

Este mineral desempeña junto con el calcio un papel muy importante en la dentadura. Es más, su protagonismo comienza durante el desarrollo de los dientes. Luego, ambos nutrientes contribuyen para mantenerlos en buen estado.

Magnesio para el cerebro

Magnesio para el cerebro

Gracias a la ayuda de este mineral puedes realizar variadas funciones psicológicas con normalidad. Es decir, trabaja en el sistema cerebral con el fin de potenciar los distintos procesos cognitivos. Estos pueden ser la percepción, atención, pensamientos, memoria, aprendizaje y lenguaje.

En resumen, ahora conoces los beneficiosos usos del magnesio, entre ellos encuentras que funciona para dormir, descansar y relajarse. También, puede ayudarte durante los entrenamientos deportivos, calambres musculares y si deseas adelgazar.